Manicura Semipermanente, ¿Qué es? Direncias entre gel y acrílico

¿Qué es la Manicura Semipermanente?

La manicura semipermanente es una técnica recomendable si lo que buscas es un resultado duradero sobre tu propia uña.

Aparentemente es igual a un esmalte tradicional, pero en realidad aporta mucho más brillo y dureza. Por eso es recomendable para personas que tienen unas uñas débiles y quebradizas, ya que a parte de conseguir mayor durabilidad, actuará también como endurecedor de tu propia uña y facilitará un crecimiento saludable.

Otra ventaja que podríamos destacar de este tipo de esmaltado es su elaboración rápida pero eficaz a su vez, puesto que aguantará mínimo dos semanas intacto. Esto también dependerá del tipo de base que elijas, puesto que contamos con una variedad dependiendo del resultado que estés buscando. En caso de los pies podría aguantar el doble y tener tus uñas perfectas después de un mes.

En algunos centros lo llaman esmaltado permanente, en otros semipermanente pero realmente es lo mismo, no hay diferencia alguna.

laksmi manicura semipermanente

¿Cuál es la diferencia entre gel y acrílico?

La diferencia principal es el material empleado para cada uno. El gel es oligómero y no es ni líquido ni sólido y su secado se realiza a través de la luz ultravioleta.

Otra diferencia importante es que con el gel conseguiremos un alargamiento de la uña limitado, esto dependerá de la base de cada uña y del resultado que se quiera conseguir, pero nunca más de la mitad de tu uña.

Una ventaja que tiene este tipo de manicura es que aguantará bastante más tiempo que una manicura semipermanente pero menos que las acrílicas, siempre y cuando se rellenen en su tiempo correspondiente. Además conseguirás más dureza en tu propia uña, un crecimiento más rápido y su retirada se hace con un simple limado.

El acrílico, por el contrario, es una mezcla de polvo (polímero) y un líquido (monómero). Con este esmaltado podremos dar la longitud y forma que queramos a la uña, ya que es más resistente y flexible a la hora de manipularla.

La ventaja de esta manicura, a parte de la ya mencionada, es que su durabilidad es mayor a la del esmaltado semipermanente y a las uñas de gel siempre y cuando se haga el relleno de la uña en su debido momento, pero no se recomienda tenerlas más de tres semanas para evitar levantamientos.

Esto puede provocar que en la uña se cree humedad y pueden aparecer hongos. La forma de retirarlo es un poco más agresivo que los otros, ya que se retira con acetona pura y luego un limado superficial; esto no quiere decir que tu uña natural vaya a sufrir más porque con el acrílico conseguirás un crecimiento rápido y una dureza todavía mayor de esta.

En Laksmí somo especialistas en manicura y pedicura, no dudes en visitarnos y te ayudaremos a dejar tus uñas perfectas.

Deja un comentario